Novedades

COMUNICADO: Consideraciones sobre las estrategias de cosecha del cultivo de colza_26.09.2018

La cosecha de colza es una de las etapas críticas para el éxito de este cultivo, ya que no todas las silicuas se forman y maduran al mismo tiempo en cada planta. A su vez las silicuas se abren ya que presentan dehiscencia natural. Por lo tanto, en las etapas finales del ciclo del cultivo en la misma planta puede haber silicuas con granos aún inmaduros y otras que ya se hayan abierto y dejado caer el grano, lo que implica una pérdida potencial de rendimiento cuando este cultivo se cosecha directamente (Conterjnic et al., 1991). Para minimizar las pérdidas de rendimiento durante la cosecha se practica el corte e hilerado o la aplicación de desecantes previo a la cosecha (Pizolotto, et al., 2016).

Una encuesta a técnicos referentes en Uruguay que asesoran en el cultivo de colza indica que a excepción de los contratos de producción con destino a consumo humano la mayoría recomienda la cosecha directa con aplicación previa de 2 L de paraquat (200 g/L).

La información disponible indica que, en términos de rendimiento, la mayoría de los trabajos reportados no encontraron diferencias entre el corte e hilerado y la aplicación de desecantes previo a la cosecha; y en los casos donde están reportadas diferencias, generalmente es en favor del corte e hilerado previo (Pizolotto, et al., 2016; Boyles et al., 2008).

Con respecto a los desecantes utilizados, existen trabajos que han evaluado el diquat, paraquat, glufosinato de amonio, glifosato, saflufenacil, glifosato + saflufenacil, y carfentrazone (Conterjnic et al., 1991; Pizolotto, et al., 2016; Boyles et al., 2008; Marchiori et al, 2002). La información coincide en que el paraquat y el diquat son las opciones más usadas y algunos trabajos indican incluso que su performance podría estar un poco por encima de las otras opciones (Jenks et al, 2014). Sin embargo, otros trabajos indican que el efecto final de desecación que se logra con 2 L de paraquat (200 g/L) también es posible lograrlo con la aplicación de 2 a 2.5 L de glufosinato de amonio (200g/L) o 1.7 L de glifosato (540 g/L) + 70 g saflufenacil (70% en peso) (Holzapfel, 2016).

Es importante mencionar que tanto el paraquat como el glifosato pueden ser detectados en grano si son usados como desecantes precoseccha (Cessna et al., 2000; Esfahani, 2012). El hecho de que un herbicida netamente de contacto como el paraquat llegue a detectarse en el grano de colza, sugiere que cualquier herbicida utilizado con este fin podría también ser detectado en grano.

En conclusión, existen alternativas al uso del paraquat, tanto químicas como no químicas (corte e hilerado), para optimizar la cosecha de colza. Con respecto a las alternativas químicas, el glufosinato de amonio y la mezcla de glifosato + saflufenacil aparecen cómo las más similares al paraquat en performance. Sin embargo, no hay información del nivel de acumulación en grano (con respecto a las dosis utilizadas) que podría ocurrir por la utilización de estos productos. Por lo que se recomienda para los cultivos de colza (brassica napus) y brassica carinata con destino para exportación a Europa, el corte e hilerado en la cosecha.

Autor:
Ing. Agr. PhD. Alejandro García
Manejo de Malezas – INIA La Estanzuela

 

Sitio web optimizado por: SEO Valencia
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento